martes, 25 de marzo de 2014

Lo que no nos contaron


¿Y qué hay de lo que no nos contaron?

Yo conozco heridas bajo la piel que callaron demasiado tiempo y escocieron demasiado. Heridas de las que jamás encontrarás nada escrito. Miento: se ha escrito tanto sobre el amor. Ya todo nos suena aunque no lo hayamos vivido, es como un terrible déjà vu.
Yo tengo nudos en la garganta que dejarían sin respiración a cualquiera, que pararían cualquier amanecer por la ventana. Yo sé de cicatrices capaces de atraer una mirada y provocar escalofríos. Conozco el dolor, lo he saboreado entre mis dientes, lo he sentido entre mis entrañas. Me he follado al dolor y me he ido sin despedirme la mañana siguiente. Me he creído invencible, poderosa y fuerte.
Pero siempre vuelve y me recuerda lo fácil que es caer y romperse en pedacitos.

Lo frágiles que somos en realidad.